El concejo

PREMIO AL PUEBLO EJEMPLAR DE ASTURIAS (1996)

La comunidad vecinal de Nava recibió el reconocimiento al Pueblo Ejemplar de Asturias de los Premios Principe de Asturias en el año 1996.

Como dice, entre otras cosas, el acta del Jurado del Premio fue concedido por que  "Sus vecinos se han distinguido a través del tiempo por la defensa y valoración de la sidra, uno de los símbolos y valores más importantes de la tradición asturiana, aunando a los diversos sectores implicados en su elaboración, producción y distribución. Este esfuerzo representa, por otra parte, el triunfo y la continuidad de unas formas de convivencia articuladas en torno a la iniciativa privada, que surgen desde el respeto y la perpetuación de las mejores tradiciones familiares."

Premio Pueblo ejemplar "Comunidad Vecinal de Nava" - Fundación Principe de Asturias

  

EL CONCEJO

Este hermoso concejo de la zona centro-oriental asturiana, limita al Norte con los concejos de Cabranes y Sariego; al sur con los de Bimenes, Laviana y Piloña; al este con Piloña, y al Oeste con Bimenes y Siero.

El territorio de Nava es atravesado, de oeste a este, por la N-634. y por el Ferrocarril de Ví­a estrecha FEVE lí­nea Oviedo-Bilbao, y de norte a sur por las carreteras regionales AS-250 dirección a Villaviciosa y la AS-251 dirección Bimenes.

Etimológicamente Nava significa "tierra baja y llana", situada generalmente "entre montañas", nada más exacto para su definición, ya que así­ se encuentra. A 294 metros sobre el nivel del mar, Nava, pertenece a la unida topográfica deprimida del surco de Oviedo, entre El Remedio y Ceceda, zona hundida durante la orogenia alpina, delimitado por el sur por la sierra de Peña Mayor, como punto de referencia, y alcanzando su cota más alta en el Picu Trigueru, con 1.290 metros.

Los ríos Viao, Punegru, Pendón, Prá y Salar, todos ellos afluentes del Piloña, discurren por su geografí­a originando en su paisaje entornos de gran belleza.

El Concejo con una densidad de población de 57,67 habitantes por Km. cuadrado y se divide en seis parroquias: San Bartolomé de Nava, Nuestra Señora del Remedio, San José de Tresali, San Andrés de Cuenya, Santo Tomás de Priandi y San Miguel de Ceceda. Pertenece a la Mancomunidad de la Comarca de la Sidra, junto con los Concejos: Bimenes, Cabranes, Colunga, Sariego y Villaviciosa.

Nava posee una población de 5.586 habitantes, de los que 1.999 viven en la capital, estando la mitad sur muy poco poblada; en los últimos años no se han producido movimientos migratorios importantes y el número de habitantes permanece más o menos estable.

De manera tradicional el sector económico más destacado dentro del Concejo ha sido el primario, sector que se ha especializado en la elaboración de leche que ha dado lugar a una ocupación del suelo en la que predominan las praderí­as tierras dedicadas a la obtención de alimento para el ganado, esto, no ha implicado la desaparición de las manchas forestales, las cuales todaví­a se extienden al sur del concejo sobre aproximadamente el 39 % del territorio.

La industria del concejo se centra en sectores como la madera que genera un paisaje en los márgenes de la N- 634 con la instalación de fábricas del mueble. De calidad y renombre es el producto fabricado por excelencia, la sidra, con una producción de más de 10 millones de litros anuales.

Destaca en el sector industrial Fuensanta una de las mayores empresas del Concejo.

De todas las actividades terciarias la de mayor relieve es la comercial. Su desarrollo ha corrido paralelo al incremento de los excedentes agrarios, predominando los establecimientos de venta de alimentos (66% del total), sector comercial que se ha concentrado en la capital.

En estos últimos años es de destacar el sector turístico cuyo incremento se ha hecho perceptible no solo en el número de visitantes a la villa motivado por la creación del Museo de la Sidra que se ha convertido en la tarjeta de presentación turística de Nava, sino también por la proliferación de casas de aldea (aproximadamente unas 30 casas de aldea), núcleos de turismo rural y hostelerí­a esta última favorecida por el Festival de la Sidra, así­ como por jornadas gastronómicas como las de los platos de caza, etc

HERÁLDICA

El escudo data de 1900, como otros muchos escudos, fue inventado para este concejo, siendo utilizado actualmente por el Concejo de Nava como escudo municipal.

Nunca ha sido legalizado y no existen datos que permitan afirmar que el Ayuntamiento haya manifestado su deseo de adoptarlo oficialmente.

Su escudos es cortado y medio partido.

Primer cuartel cortado, dos palmas de oro puestas en aspa, surmontada de una corona real. Estas son las armas del Real Monasterio de San Pelayo de Oviedo, al que perteneció parte del concejo de San Bartolomé, hoy integrado en Nava.

Las dos palmas y el campo rojo simbolizan el martirio de San Pelayo, sus restos están en una urna bajo el altar mayor de la iglesia del convento. La corona hace alusión al carácter real.

Tercer cuartel, un castillo almenado con tres flores de lis, con una rama saliendo de una de sus ventanas posado sobre ella un halcón, situado al lado siniestro del cuartel. Estas son las armas de la familia Posadas, titulares del Señorío de Tresalí.

Al timbre coronal real, abierta.

HERMANAMIENTOS

 

  • Insignia de Oro
    • Alcohólicos Anónimos de Nava (Acuerdo de Pleno 24/03/2014)
    • Agrupación Municipal de Voluntarios de Protección Civil (Acuerdo de Pleno 25/03/2013)
  • Hermanamientos
    • Teror (Gran Canaria). Fecha: 1994
    • Clohars-Carnoët (Francia). Fecha: 1994
  • Hijos Adoptivos
    • Mª Dolores Medio Estrada
  • Hijos Predilectos
    • Marta Portal Nicolás
  • Medalla de Oro
    • José Canteli Suárez

TRADICIÓN SIDRERA

En Asturias la elaboración y el consumo de sidra se ha realizado desde tiempos inmemoriales, aunque rastrear sus orí­genes es una tarea realmente difi­cil, puesto que los documentos que existen no ofrecen ninguna fiabilidad. Es testimonio documental más concreto que se tiene de esta singular bebida se remonta a la Edad Media, y a partir de entonces se encuentran gran número de datos en referencia a la sidra y a la manzana de esta tierra.

La sidra ha sido protagonista indiscutible de nuestras ferias y fiestas, motivo por el cual se le presta enorme atención. Con esta idea nació el Museo de la Sidra, un simbólico edificio dedicado í­ntegramente a este producto. Situado en el casco urbano de la villa de Nava,este emblemático edificio nace para mostrar a todo el que lo desee, lo relativo al mundo de la sidra en Asturias, a través de una atractiva exposición en la que se muestran los aspectos etnográficos y culturales más importantes de la bebida. Como consecuencia de la enorme tradición sidrera del concejo de Nava, se localizan en un importante número de lagares, en los que se elaboran un producto de gran calidad.

ARTESANÍA Y PRODUCTOS TÍPICOS

Como consecuencia de la abundancia de árboles, en el concejo de Nava es muy habitual el trabajo de la madera, algo en lo que ya se trabajaba antiguamente. Actualmente, los focos mas importantes son Nava y Ceceda. En lo que respecta a la artesaní­a, se lleva a cabo el ya mencionado Mercau Astur, dedicado í­ntegramente a esta tradición asturiana.

Hay en todo el municipio, un intento por recuperar y potencializar la artesaní­a popular, conjugando todos los artesanas y artesanos la tradición con las nuevas formas y materiales del trabajo de la madera. El sector artesano es muy relevante en Nava. A el se incorporan jóvenes que buscan una salida y un nuevo estilo de vida, junto con artesanas y artesanos más veteranos que realizan utensilios tradicionales como madreñas, cestos o alpargatas.

Por lo que se refiere a la sidra, el municipio de Nava ha sido y es, un importante centro de producción artesanal, aunque hoy en dí­a el sector ha incorporado grandes avances técnicos en la producción de la bebida asturiana por excelencia, adquiriendo un carácter industrial. La cocina naveta es muy rica y variada. Entre los paltos más tí­picos nos encontramos: Los Platos a la sidra (pescados, carnes...) y los quesos caseros. En el apartado de las bebidas tenemos el agua natural de Fuensanta, conocida en todo el paí­s por sus propiedades minero-medicinales.